Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al usar el sitio web, usted consiente el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Por favor, haga clic en el botón para consultar nuestra Política de Privacidad.

Renault y Nissan firmaron recientemente su alianza en proyectos operativos

Renault y Nissan firmaron recientemente su alianza en proyectos operativos

Se trata de un acuerdo que debería poner fin a las frustraciones de dos socios, cuyas relaciones no se calientan desde el espectacular parón de Carlos Ghosn en noviembre de 2018. El lunes 6 de febrero, en un gran hotel de Londres, los fabricantes de automóviles Renault , Nissan y Mitsubishi presentó los lineamientos de su nueva alianza accionarial y operativa, con “una serie de iniciativas para llevar su asociación al siguiente nivel”, especifica un comunicado de prensa conjunto. Fue aprobado por el consejo de administración de Renault en la noche del domingo y por el de Nissan el lunes.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Renault y Nissan, unidos desde hace más de veinte años, firman su cuasi divorcio

El nuevo balance, que llevó casi un año de negociaciones, se asemeja a lo que los japoneses llevan años exigiendo: Renault cede su participación del 43,4% en Nissan, que data de 1999, y accede a igualar el 15% de Nissan en Renault. Los dos fabricantes tendrán así participaciones cruzadas equilibradas en el futuro, del 15% cada uno, con un compromiso de no subir ni bajar durante quince años.

El francés no puede vender su 28,4% de Nissan sin registrar unas pérdidas muy cuantiosas, las depositará en un fideicomiso de derecho francés, una estructura jurídica que gestionará estas acciones de acuerdo con el acuerdo alcanzado con Nissan: pagando los dividendos a Renault y renunciando a ejercer su derecho de voto. Cuando el precio de las acciones de Nissan suba, Renault podrá vender sus acciones en el mercado, dando a Nissan la opción de recuperarlas o designar a un tercero de su elección para que lo haga.

“No teníamos energía”

“Teníamos el 44% de Nissan, pero no teníamos potencia, lo que generaba mucha frustración por nuestra parte, aunque evitáramos hablar de ello”, reconoce hoy Jean-Dominique Senard, el presidente de Renault, que finalmente se deshace del pacto de accionistas conocido como Rama 2, que, desde 2015, prohíbe al grupo francés votar en contra de las decisiones tomadas por la dirección de Nissan. Por su parte, el grupo japonés desconfiaba de estos franceses y de su deseo de fusionar a los dos fabricantes y consideraba injusto no poder utilizar los derechos de voto vinculados a su 15% de Renault, ya que la ley del mercado de valores francés trata a Nissan como una subsidiaria de la marca de diamantes.

El nuevo equilibrio, por lo tanto, conviene a todos, pero no es interpretado de la misma manera por ambas partes. Por parte de Renault, creemos en el fortalecimiento de la alianza operativa entre los dos grupos, una «programa a gran escala»decía el comunicado. “Juntos tenemos el 10% del mercado mundial, aún tenemos el 90% restante por conquistar y estamos mejor equipados para hacerlo juntos”resume Luca de Meo.

Te queda el 60,06% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

By Harold Qubit

Articulos relacionados