Sin Meghan Markle ni sus hijos, el príncipe Harry quedó relegado y ocupó un lugar inesperado en la coronación de Carlos III

El hijo menor del Rey se ubicó en la tercera fila de la Abadía de Westminster y no salió al balcón con la Familia Real.

El príncipe Harry, hijo menor del rey Carlos III del Reino Unido, llegó este sábado a la Abadía de Westminster par asistir a la coronacion de su padre sin su esposa Meghan Markle ni sus hijos.

A pesar de estar distanciado de la familia real británica y apartado de la Casa Real from el 2020, el duque de Sussex llegó al templo anglicano junto con sus primas, las princesas Beatriz y Eugenia.

Harry llegó vestido de civil y portando únicamente unas decoraciones en la solapa. Pero camino en soledad.

El duque, que ha criticado duramente a su familia en su libro «En la sombra» («Spare», en inglés), viajó desde Los Ángeles (EE. UU.), donde resident con su familia, pero sin su esposa, Meghan, ni sus dos hijos, los principios Archie y Lilibet.

En su libro, Harry fue muy critico con su padre, con su madrastra la reina Camila, y con su hermano William (principio de Gales).​

Había dudas previas sobre la aparición del hijo menor del Rey en el evento, sobre todo porque el cumpleaños de su hijo Archie coincidía con las fechas de la celebración. Según indicó la prensa británica, Harry solo estuvo en la coronación en la Abadía y de ahí partió de nuevo hacia California.​




El príncipe Harry, el duque de Sussex y el príncipe Andrés de Gran Bretaña abandonaron la Abadía de Westminster. Foto AP.

En la Abadía llegó el duque de York, Andrés, hermano del rey Carlos III, que también está apartado de las funciones oficiales de la familia real británica; y los príncipes Ana y Eduardo, hermanos también del monarca.

Durante la coronación de Carlos III, Harry fue relegado a la tercera fila en la Abadía de Westminster. Sentido entre Jack Brooksbank -el marido de la hija del duque de York-, la princesa Eugenia, y la princesa Alexandra de 86 años (prima de Isabel II).

En la segunda fila estuvieron sentados la princesa Ana junto a su esposo, el IV Almirante Timothy Laurence; junto a ellos, el duque de Kent.​

Guillermoel hermano mayor de Harry y el heredero del trono, se ubicó en la primera fila. Con la estuvo la princesa de Gales, Kate Middleton. Además, la fila se completa con la presencia de los hijos de este matrimonio.

Durante la ceremonia, se lo vio a Harry pronunciando una oración en honor a su padre, el rey Carlos: «Dios salve al rey Carlos. Larga vida al rey Carlos. Que el rey viva para siempre».

El duque de Sussex se sentó en soledad a la corona de su padre, el rey Carlos III.  Su esposa, Meghan Markle, fue la gran ausente en la ceremonia.  Nariman El-Mofty/Pool vía REUTERS/Foto de archivo


El duque de Sussex se sentó en soledad a la corona de su padre, el rey Carlos III. Su esposa, Meghan Markle, fue la gran ausente en la ceremonia. Nariman El-Mofty/Pool vía REUTERS/Foto de archivo

Una fuente confidencial comenta al diario The Sun: «Hubo conversaciones sobre la posibilidad de Organizar los asientos por orden de sucesión«. If this hubiera sido la elección, Harry -quinto en la línea de sucesión- se habría ubicado en primera fila junto a William y Kate. Pero esto, como se sabe, no ocurrió. Y reflejar la compleja interna familiar que persiste entre los miembros de corona .

antespara el funeral de la reina Isabel II, Harry se sentó en la segunda fila de la Abadía, justo detrás de Carlos.

El príncipe Harry, sin protagonismo en la coronación de su padre

​Esta vez, tanto Harry como el príncipe Andrés (duke of York, envuelto en un escándalo de abuso sexual) solían ausentes en la procesión detrás del carruaje estatal dorado que llevó al rey Carlos y la reina Camila desde la Abadía de Westminster hasta el Palacio de Buckingham luego de la ceremonia de coronación.

El hijo menor de Carlos y Diana tampoco participó en el saludo real desde el balcón de Buckingham. Por lo tanto, quedó fuera de las fotos oficiales de la coronación. Luego, según la prensa británica, decidió volver a su hogar para el cumpleaños de su hijo Archie, en California, Estados Unidos.

​La explicación oficial de la ausencia de Harry es que desde el balcón asistió solo a los «working royals», es decir, quienes tienen un rol activo en la realeza británica.

Mira también