El papa Francisco le encargó tiene cardenal para encabezar una misión de paz para frenar la guerra en Ucrania

Los plazos y la modalidad «están actualmente en fase de estudio», explicó el Vaticano sobre la incursión de la Santa Sede en la guerra.

padre francisco encargó al cardenal italiano Matteo Zuppi Levar a cabo una misión de paz que “contribuyó a rebajar las tensiones en el conflicto de Ucrania”, según confirmó este sábado la Santa Sede en un comunicado.

“Los plazos de esa misión y su modalidad están actualmente en fase de estudio”, explicó el locutor vaticano Matteo Bruni.

El purpurado, arzobispo de Bolonia (norte) y presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, recibió del pontífice el encargo de «conducir una misión, de acuerdo con la Secretaría de Estado, que ha ayudado a reducir las tensiones en el conflicto de Ucrania».

“En la esperanza, jamás abandonada por el Santo Padre, de que esta pueda dar inicio a procesos de paz”, finaliza el comunicado.

This will be the misión secreta a la que se refirió el papa Francisco de regreso de su viaja a Hungría y de la que hasta la tarde de este sábado el Vaticano mantuvo el máximo silencio.

En los últimos días algunos medios habían adelantado que Francisco afirmó enviar emisarios a Kiev ya Moscú en un intento de mediar para sostener la guerra en Ucrania, aunque esta estrategia «doble» no fue confirmada y solo designó a Zuppi.




El cardenal Matteo Zuppi. foto de Reuters.

Los medios habían apuntado a Zuppi como emisario dirigido a Kiev y al arzobispo Claudio Gugerotti, gran conocedor de estos dos países y prefecto del Dicasterio para las Iglesias Orientales, como el interlocutor con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Sin embargo Gugerotti negó hace días esa información.

Zuppi medió en 1990 con la Comunidad de Sant’Egidio en la guerra civil de Mozambique y también estuvo en 2017 en el acto de entrega de las armas del grupo terrorista vasco ETA en la localidad francesa de Bayona (sur).

Francisco pidió en numerosas ocasiones y el inicio de un diálogo que puso fin a la guerra en Ucrania, originada por la invasión de Rusia en febrero de 2020.

El pasado 13 de mayo de hecho reconoció abiertamente que la neutralidad de la Santa Sede le permitía «contribuir más a la resolución de conflictos», en una audiencia con nuevos diplomáticos en el Vaticano.

El cardenal Zuppi medió en 1990 con la Comunidad de Sant'Egidio en la guerra civil de Mozambique.


El cardenal Zuppi medió en 1990 con la Comunidad de Sant’Egidio en la guerra civil de Mozambique.

Precisamente ese mismo día recibió en el Vaticano al presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski.

En el encuentro, de 40 minutos, ambos coincidieron en «la necesidad de continuar los esfuerzos humanitarios en apoyo de la población», según la información de la escueta facilitada por la Santa Sede.

En este sentido, el pontífice subrayó «la urgente necesidad de gestos de la humanidad hacia las personas más frágiles, víctimas inocentes del conflicto».

Poco después Zelenski publicó un mensaje en Twitter mucho más severo en el que, tras agradecer al papa su atención a «la tragedia de millones de ucranianos», le pidió «condenar los crímenes rusos en Ucrania».

“Porque -dijo- no puede haber igualdad entre la víctima y el agresor”, reprochó el presidente ucraniano.

Y desechó cualquier otro plan de paz que no sea el de su país: «También él habló sobre nuestra Fórmula de Paz como único algoritmo efectivo para lograr una paz justa. He propuso unirse a su implementación», escribió.

Mira también